«

»

Blancanieves (Mirror, Mirror), de Tarsem

mirror-mirro, blancanievesBlancanieves (Mirror, Mirror), de Tarsem.

 

El año pasado, Rupert Anders y Tarsem Singh pensaron paralelamente en realizar una adaptación cinematográfica del cuento clásico “Blancanieves” (o “Snow White”). Este año, se han dado a conocer los resultados. Mientras el primero apostó por mostrar una visión más oscura del cuento, el segundo decidió imprimir al clásico de un toque humorístico. El director indio ya había probado suerte previamente en el uso del cuento como fórmula narrativa audiovisual. “The Fall”, realizada en el 2006, era todo un homenaje a ese mundo mágico tan ligado a la infancia (aunque igualmente fascinante para cualquier individuo de edad indefinida interesado en él). En el film, un especialista cinematográfico que sufre un accidente en su trabajo, conoce a una niña en el hospital en el que permanece convaleciente y comienza a contarle una serie de historias fabulosas con las que llenar los tiempos de espera.

Tarsem, que proviene de la nada desdeñable industria de videos musicales, es buen conocedor de las formas narrativas y sabe hacer un extraordinario trabajo en su uso. En “Mirror, Mirror”, Lilly Collins (hija del músico Phil Collins) es Blancanieves y Julia Roberts la malvada bruja (en la versión de Anders, los papeles recaen en Kristen Stewart y Charlize Theron).

La “Blancanieves” de Tarsem es un ejemplo más de cómo un creador tan personal puede ser capaz de adaptarse a las exigencias del público y este a él. El lenguaje del director podría definirse como “barroco” (en lo tocante a vestuario, decorados, la propia forma de contar las historias…), lo cual no hace extraño que encuentre acomodo en el cuento como narración. La historia de los Hermanos Grimm se adapta a la contemporaneidad perfectamente y provoca la sonrisa benévola en el público. Los personajes aparecen caricaturizados haciendo uso del humor antes referido, siendo éste marca de la casa de Tarsem. Así por ejemplo, los siete enanitos son en realidad siete ladrones que miden en realidad veinte metros y viven exiliados del reino por su tamaño. Cuando Blancanieves los encuentre, estos la enseñarán diversos trucos como pelear a espada y así lograr recuperar el derecho al trono que tenía por nacimiento y, de paso, conseguir a su príncipe (interpretado por Armie Hammer). Los actores protagonistas del film fueron sometidos a varios meses de entrenamiento intenso, aprendiendo a luchar con espadas, a realizar acrobacias, y a cabalgar a caballo. Incluso el director reclutó a un grupo de hombres expertos en zancos de Francia para que enseñase a los actores luchar sobre ellos.

El vestuario corrió a cargo de Eiko Ishioka, que confeccionó trajes de distintas épocas, más fieles a la Historia o más extravagantes a la imaginación.

Los escenarios fueron construidos en un gran foro de los estudios Montreal. Para la recreación del palacio, se decoraron los sets con muebles grandes y brillosos, que resaltaban la opulencia y extravagancia, mientras que para la casa de los enanitos se instaló una cabaña en medio de un bosque nevado.

 

Fuente imagen:http://www.amazingmovies.es/2012/03/blancanieves-mirror-mirror-2012-tarsem.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *